2017-09-26

 

Boletín Paz con Mujeres: La territorialización de la paz para las mujeres en el Chocó*

Los retos para una paz con justicia social: voces de mujeres en el Chocó 1


protagonistas

Foto: Revista Semana


El 18 de agosto del presente año, diversas organizaciones sociales en el departamento del Chocó {1}, entre las cuáles organizaciones de mujeres, se unieron para presentar ante la opinión pública y la Mesa de Negociaciones en Quito su propuesta de Acuerdo Humanitario ¡Ya! En el Chocó, en la que realizaron exigencias concretas, tanto al Gobierno colombiano como a la guerrilla del ELN, para poner fin a las afectaciones generadas por las confrontaciones armadas que siguen desarrollándose en su territorio.


Aspectos que van desde el cese al fuego bilateral, hasta el respeto y la protección de la población civil y el cese de los ataques “contra las autoridades tradicionales, organizaciones, cabildos, consejos comunitarios, defensores/as de derechos humanos, y líderes/as sociales” (PNUD, 2017), recogen lo que, desde la perspectiva de mujeres lideresas en el departamento, ha sido fundamental y central en su propio trabajo, al tiempo que es coherente con los mínimos que ellas consideran necesarios para continuar trabajando en torno a la construcción de la paz. 


Tres mujeres lideresas {2}, pertenecientes a organizaciones sociales de base de amplio trabajo en el departamento, han compartido con la Corporación Humanas, desde sus perspectivas y experticias, sus opiniones en torno a las características sociales, políticas y económicas necesarias para alcanzar una paz que también incluya a las mujeres. Así mismo, sus opiniones sobre la implementación del Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera firmado por el Gobierno Nacional y la Guerrilla de las FARC-EP el 24 de noviembre de 2016, y el actual proceso de negociación con la guerrilla del ELN, que desde sus perspectivas avanza, aunque de manera muy lenta.


En diálogo con estas tres lideresas, se hace necesario para alcanzar la paz en el Chocó:


1)  La apertura de espacios para fomentar la participación de las mujeres, pues no sólo han sido mayor y diferencialmente afectadas por el conflicto armado y sus hostilidades, sino también han trabajado fuertemente en busca de la equidad de género, la protección de los derechos humanos y la construcción conjunta y constante con otros sectores sociales para lograr que el proceso de paz impacte todos los territorios del departamento. 


2)  Tener como consideración obligatoria que la paz se construye en y desde los territorios, dadas las características y prácticas culturales particulares, lo que redunda en la necesidad de la formación de las comunidades en torno a los acuerdos de paz y su posicionamiento frente a éstos, así como frente a la implementación.


3)  La búsqueda activa y generación de soluciones reales dirigidas a la creación y mejoramiento de opciones laborales, proyectos productivos, opciones educativas y charlas psicológicas y psicosociales que permitan el apoyo entre las y los integrantes de las comunidades, así como la superación de las condiciones generales de pobreza y exclusión que históricamente ha vivido el departamento. 


4)  El cese de las violencias basadas en género, particularmente aquellas dirigidas contra las mujeres del departamento, lo que implica, necesariamente, la transformación de las condiciones sociales, económicas y políticas que las perpetúan. Es fundamental también la comprensión de que éste tipo de violencia no surgió con el conflicto armado, sino que, por el contrario, este profundizó y recreó las condiciones de exclusión y discriminación que pesaban ya sobre las mujeres.


5)  La garantía, específicamente para las mujeres, de oportunidades de empleo que les permitan frenar las violencias económicas de las que han sido víctimas, así como la generación de posibilidades de acceso a la educación y a la tierra, de manera que se cumpla con los pactos internacionales, pero también con los lineamientos del Acuerdo Final. Como afirmó una de las lideresas, se requiere que “{…} realmente las mujeres puedan tener una participación en la vida política y económica del país, que sean escuchadas realmente y que tengan la posibilidad de transitar libremente por el territorio, por los ríos {…}”.


6)  La difusión masiva de los acuerdos que permita a las comunidades no sólo conocer su contenido, sino también vigilar su implementación en cada territorio, cuidando el mismo no esté en contravía con las prácticas culturales o las necesidades reales de la población.


En relación con el proceso de implementación del Acuerdo Final, las entrevistadas han coincidido en que ha sido un proceso lento y que no ha beneficiado aún al territorio chocoano, puesto que continúan las disputas territoriales y la presencia de actores armados organizados en torno a economías ilícitas (mineras y de producción y comercialización de narcóticos). Como es afirmado por una de las entrevistadas: “{…} los medios hablan de paz pero hay cosas que ocultan, que no cuentan, el Chocó no sale por los medios masivos de comunicación, seguimos en las mismas. Siguen los secuestros, las extorsiones {…}”. Desde la perspectiva de estas mujeres, es necesario que se involucre mucho más al gobierno local, de manera que se pueda rastrear la afectación directa de dichas confrontaciones y disputas sobre el territorio.


En relación con la Mesa de Negociaciones de Quito entre la guerrilla del ELN y el Gobierno Nacional, las mujeres entrevistadas consideran que se avanza muy lento, aunque identifican que es un escenario en el que puede lograrse una importante participación de la sociedad civil y en particular de las víctimas. Las entrevistadas han mencionado que es necesario y fundamental que, así como para los acuerdos con la guerrilla de las FARC, las víctimas en este proceso, sean el centro de la negociación y que se garantice, tanto su participación, como la adecuada reparación desde los enfoques de género, diferencial y étnico.


En suma, para el departamento del Chocó, y desde la perspectiva de las mujeres, es necesario que se priorice el cese al fuego {3} y que, una vez logrado se mantenga, y se inicie la construcción y consolidación de condiciones sociales, económicas y políticas que, al tiempo que promuevan opciones de vida digna para las comunidades, protejan los derechos de las mujeres y prevengan la violencia en su contra, que antecede y excede los contextos de conflicto armado.


Las mujeres que trabajan por la paz recomiendan un proceso de implementación del Acuerdo Final mucho más eficiente, que tenga impactos reales en el territorio, a la vez que el desarrollo de diálogos con la guerrilla del ELN más expeditos, que al mismo tiempo se pregunten por las acciones urgentes para cambiar la violenta cotidianidad, la desconfianza de las comunidades y el rearme de otros grupos armados ilegales. Recomiendan, así mismo, la eliminación de las condiciones de violencia contra las mujeres y la protección de los intereses del pueblo chocoano antes que los extranjeros, de manera que se protejan las particularidades sociales, culturales y ambientales del territorio. Sólo de esta manera se fortalecerán las acciones de resistencia frente al racismo estructural y el abandono estatal, y con ello, se posibilitará la apertura de un camino más certero hacia la construcción de una sociedad que goce de una paz con justicia social.

 


Referencias

Mesa de Quito. Acuerdo de Quito entre el Gobierno Nacional y el ELN. Septiembre 4 de 2017. En: http://bit.ly/2flE6c8

PNUD. (2017). El Chocó exige un Acuerdo Humanitario Ya. En: http://bit.ly/2fDHFro

 

*Los contenidos de este boletín surgen en el marco del proceso que la Corporación Humanas y Mujeres en Zona de Conflicto -MZC- adelantan actualmente en el Departamento del Chocó en alianza con la Red Departamental de Mujeres Chocoanas, y con apoyo de la Cooperación Española.

 

 1 Elaborado por July Loaiza Zapata. Corporación Humanas Colombia


 

 


{1}La propuesta de Acuerdo Humanitario fue suscrita por Foro Interétnico Solidaridad Chocó (FISCH), Mesa de diálogo y concertación de los pueblos indígenas del Chocó, Red Departamental de Mujeres Chocoanas, Movimiento Ruta Pacífica de Mujeres Regional Chocó, Mesa Departamental de Víctimas y Alianza Interétnica del San Juan. Igualmente estuvo acompañada por: PACIPAZ, CIEDERPAZ, Diócesis de Quibdó e Istmina-Tadó, Defensoría del Pueblo, Procuraduría, Misión de Apoyo al Proceso de Paz de la Organización de los Estados Americanos (MAPP/OEA), Sistema de Nacionales Unidas, entre otras organizaciones con presencia en el territorio (PNUD, 2017).

{2}Gloria Luna Rivilla, Damaris Palacio B., Dhayian Murillo.

{3}El pasado 4 de septiembre la Mesa de Negociaciones en Quito entre el Gobierno colombiano y el ELN dio a conocer un acuerdo bilateral y temporal de cese al fuego, que comenzará el próximo 01 de octubre y regirá hasta el 12 de enero de 2018. Comunicado oficial Mesa de Quito: http://bit.ly/2flE6c8

para-web






Corporación Humanas Colombia

Carrera 7 Nro. 33 - 49 Oficinas 201

PBX (571) 805 06 57 Teléfono: (571) 288 03 64

www.humanas.org.co - humanas@humanas.org.co

Bogotá Colombia

Contáctenos

Nombres
Correo
Comentarios
Proyecto:Observar formar e informar para una paz con justicia de genero / Comité editorial: Adriana Benjumea, directora; María Adelaida Palacio, coordinadora jurídica; July Fajardo, coordinadora de investigaciones y Ximena Correal, comunicadora.
Copyright © 1999-2013 Intelligent Web Ver 8.3 All Work Solutions Ltda. Todos los Derechos Reservados - www.pazconmujeres.org