2017-09-26

 

Boletín Paz con Mujeres: La territorialización de la paz para las mujeres en el Chocó*

Panorama de la situación de Derechos Humanos de las mujeres en el Chocó: retos para lograr una paz con justicia social 1


antecedentes

Foto: Adriana Benjumea


Durante décadas las organizaciones sociales y de derechos humanos colombianas exigieron la terminación del conflicto armado por la vía de la negociación política. A medida que avanzaba el proceso de paz en La Habana, esta exigencia se materializaba bajo la premisa de que la terminación del conflicto debe permitir al país transitar hacia la construcción y consolidación de la paz con justicia social; una paz que se proyecte para la superación de las desigualdades sociales.

 

Para las organizaciones de mujeres y feministas, la paz con justicia social, implica una paz que les incluya. Por ello en múltiples foros, reuniones en La Habana con las partes en negociación, etc., hicieron cientos de propuestas en las que plantearon aspectos fundamentales para que las transformaciones, que se espera, sean posibles una vez superada la confrontación armada, tengan también en el centro la atención y superación a las discriminaciones y situaciones violentas que las mujeres afrontan en este país. Dichas discriminaciones y violencias hacen parte de las desigualdades estructurales que han estado presentes en la base de los conflictos sociales y la lógica violenta en la que se han resuelto históricamente las diferencias. Por ello no pueden ser ignoradas.

 

Garantías para su seguridad (superación de las violencias cotidianas en su contra, dentro y fuera del conflicto armado); acceso a la justicia y erradicación de la impunidad en delitos cometidos contra ellas; impulso y garantías para superar las persistentes barreras para su participación política en todos los escenarios y niveles; acceso a servicios de salud que reconozcan las necesidades particulares de las mujeres, en temas como por ejemplo, lo sexual y reproductivo, acompañamiento psicosocial para las mujeres víctimas; oportunidades laborales dignas y disminución de brechas dentro del mercado laboral, son solo algunos de los aspectos que llenan de contenido la paz con justicia social para las mujeres colombianas, como lo reflejan las propuestas realizadas por ellas a la Mesa de La Habana en diversos foros y cumbres (ONU Mujeres, 2014; Cumbre de Mujeres y Paz & ONU Mujeres, 2014).

 

Desde la perspectiva territorial estos aspectos van cobrando diferentes matices. Los retos para consolidar y sostener la paz son inmensos en todo el país, pero presentan indudablemente diferencias por territorio. Uno de los 16 territorios priorizados para la creación de Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial {1} para la paz –PDET es el departamento del Chocó, específicamente 12 de sus municipios {2}.

 

Los retos que afronta la implementación del Acuerdo de Paz en el Chocó son varios. El departamento presenta situaciones complejas de vulneración de derechos humanos de manera general, y de las mujeres en particular, así como presencia de actores armados en varios de sus municipios. A continuación se presentan algunos datos sobre la situación de los derechos humanos de las mujeres en el departamento que permiten dar un panorama general de algunos temas que deben ser tenidos en cuenta para que pueda consolidarse la paz.

 

Participación política

En relación a la participación de las mujeres en instancias de toma de decisión a nivel departamental, en cargos de elección popular, el panorama actual es negativo. La situación del departamento evidencia limitantes a la garantía del derecho a la participación política de las mujeres. Los principales cargos son ejercidos todos por hombres: en el Congreso de la República, las dos curules de la Cámara de Representantes por el departamento son ocupadas por hombres, un hombre es el gobernador del departamento, y las 11 curules de la Asamblea Departamental todas son ocupadas por hombres; ninguna mujer fue elegida diputada para el periodo actual (Fajardo & Vargas, 2016).

 

Los datos de las candidaturas para estos cargos evidencian que para cada uno hubo mujeres candidatas. Así, en las elecciones para Cámara de Representantes del Congreso de la República, se inscribieron 10 hombres y 5 mujeres; para el cargo de gobernador/gobernadora se inscribieron 5 hombres y una mujer; y para la Asamblea Departamental 60 hombres y 34 mujeres (Ibíd.)

 

Estos datos permiten señalar la persistencia de obstáculos para la participación política de las mujeres: los que inciden en la decisión de las mujeres para postularse/ser postuladas como candidatas y los que inciden en las posibilidades de ser elegidas. El hecho de que hayan mujeres candidatas y sólo hombres sean elegidos, desincentiva que más mujeres decidan hacer parte del sistema político formal vía proceso electoral.

 

Violencias sexuales

Los últimos dos años, 2015 y 2016, indican que las principales víctimas de estas violencias en el Chocó son mujeres. En el 2015, la tasa de violencia sexual hacia las mujeres -por cada cien mil habitantes- se ubicó en 56,4 y en 2016, en 57,2 (INML, 2016, 2017a). Proporcionalmente, del total de las víctimas de violencia sexual en el departamento que fueron atendidas en el Instituto Nacional de Medicina Legal (152 en 2015 y 159 en 2016) las mujeres representaron el 92% y 93% respectivamente.

 

En ambos años las principales víctimas fueron las mujeres en los ciclos vitales de primera infancia, infancia y adolescencia, es decir, las niñas y adolescentes, entre los 0 y 17 años de edad (INML, 2017b). Estos rangos de edad representaron entre el 78% y el 60% del total de mujeres víctimas de violencia sexual en el Chocó. El escenario en donde tuvieron lugar estas violencias fue principalmente la vivienda de las mujeres víctimas seguido de espacios públicos especificados como calle, autopista, avenida. En cuanto al agresor, tanto en 2015 como en 2016, el agresor principalmente fue una persona conocida de las mujeres y niñas, seguido de familiares y amigos. Para ambos años se registran miembros de grupos armados al margen de la ley y miembros de grupos de delincuencia organizada, como perpetradores también de estas violencias (Ibíd.)

 

Al comparar con la información manejada por la Fiscalía General de la Nación las denuncias recibidas por delitos relacionados con violencia sexual en Chocó, en 2016, fueron 75, lo que significa que sólo el 47% del número de casos atendidos en medicina legal fueron denunciados (Fiscalía General de la Nación, 2017). Aunque no necesariamente se trata de los mismos casos, esta información si hace visible la existencia de una brecha en relación a las denuncias, así como del subregistro que puede estar presentándose en el departamento.

 

Estos datos evidencian la vulneración de los derechos de las mujeres y las niñas a una vida libre de violencias, su situación de inseguridad tanto en el hogar como en espacios públicos, y la falta de una respuesta institucional oportuna y adecuada que permita avanzar en la erradicación de la violencia y en la construcción de una justicia para las mujeres.

 

Salud para las mujeres

Dentro de los aspectos que han sido identificados como claves para garantizar la seguridad para las mujeres se encuentra el acceso a servicios oportunos, adecuados y diferenciales de salud. Uno de los indicadores básicos para medir estos aspectos es el de mortalidad materna. Al ser una de las causas de muerte en las mujeres con mayores probabilidades de ser prevenible, su medición permite también identificar precariedades en el sistema de salud, tales como: ausencia de campañas de prevención, oportunidad y regularidad en la atención, acceso limitado a las instituciones de salud, entre otros.

 

Tabla 1. Tasa de mortalidad materna en el Chocó y tasa nacional {3}

tabla

Fuente: elaboración propia a partir de: MinSalud (2017).

 

Como puede observarse en la tabla, la situación de las mujeres madres en el Chocó es alarmante desde la perspectiva de la salud. El departamento ha presentado en los últimos años una de las tasas de mortalidad materna más alta del país, siendo entre tres y cinco veces mayor a la tasa promedio nacional. Mejorar la salud de las mujeres es uno de los aspectos pactados en La Habana entre las partes en el marco de la implementación de los PDET. 

 

La mortalidad materna se encuentra en Colombia estrechamente vinculada a la pobreza multidimensional y ha tenido mayor incidencia en la población indígena y afrocolombiana (PNUD, 2016). Existe una relación entre altas tasas de este tipo de mortalidad y altos índices de pobreza, discriminación y marginación social y estatal; condiciones todas que se presentan en el Chocó.

 

Estos tres aspectos sobre la situación de las mujeres en el Chocó, cada uno en el marco de un derecho distinto, permiten evidenciar que en cuanto a la paz y la seguridad para las mujeres los retos en el departamento son altísimos. En el marco del proceso de implementación del Acuerdo Final entre Gobierno nacional y Farc, y del actual proceso de negociación entre el gobierno nacional y ELN, esta situación exige la búsqueda de estrategias de acción específicas y más expeditas. Avanzar en la erradicación de las desigualdades basadas en el género en escenarios de conflicto y posconflicto es condición inexcusable para la consecución de la paz con justicia social y acoge lo establecido en las Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre las Mujeres, la Paz y la Seguridad.

 

Referencias

 

Cumbre de Mujeres y Paz & ONU Mujeres. (2014). Sistematización de la Cumbre Nacional de Mujeres y Paz – octubre de 2013. Bogotá.

Fajardo, J& Vargas, E. (2016). Informe de monitoreo al cumplimiento de la Resolución 1325 en Colombia, año 2015. Bogotá: Corporación Humanas Colombia.

Fiscalía General de la Nación (2017). Respuesta a derecho de petición. Bogotá.

Instituto de Medicina Legal –INML. (2016). Forensis datos para la vida año 2015. Bogotá.

Instituto de Medicina Legal–INML. (2017a). Forensis datos para la vida año 2016. Bogotá.

Instituto de Medicina Legal –INML.(2017b). Respuesta a derecho de petición. Bogotá.

Ministerio de Salud y Protección Social. (2017). Respuesta a derecho de petición. Bogotá.

ONU Mujeres. (2014). Sistematización de propuestas de las mujeres en las consultas ciudadanas para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera. Bogotá: ONU Mujeres.

PNUD. (2015). Objetivos de Desarrollo del Milenio. Informe 2015. Bogotá: PNUD:


*Los contenidos de este boletín surgen en el marco del proceso que la Corporación Humanas y Mujeres en Zona de Conflicto -MZC- adelantan actualmente en el Departamento del Chocó en alianza con la Red Departamental de Mujeres Chocoanas, y con apoyo de la Cooperación Española.


1 Elaborado por July Samira Fajardo F. Corporación Humanas Colombia

 


{1}El Acuerdo Final de Paz establece los PDET como el mecanismo de implementación en las zonas priorizadas de los diferentes planes y programas nacionales que se deriven del mismo.

{2}Decreto 893 de 2017 “Por medio del cual se crean los PDET”. Criterios de priorización: grado de afectación derivado del conflicto armado; presencia de cultivos ilícitos y otras economías ilegales; niveles de pobreza.

{3}Sólo se presentan datos hasta el año 2014 en tanto la emisión oficial de datos de mortalidad en el país se realiza con 18 meses de retraso una vez finaliza un año.

 

para-web






Corporación Humanas Colombia

Carrera 7 Nro. 33 - 49 Oficinas 201

PBX (571) 805 06 57 Teléfono: (571) 288 03 64

www.humanas.org.co - humanas@humanas.org.co

Bogotá Colombia

Contáctenos

Nombres
Correo
Comentarios
Proyecto:Observar formar e informar para una paz con justicia de genero / Comité editorial: Adriana Benjumea, directora; María Adelaida Palacio, coordinadora jurídica; July Fajardo, coordinadora de investigaciones y Ximena Correal, comunicadora.
Copyright © 1999-2013 Intelligent Web Ver 8.3 All Work Solutions Ltda. Todos los Derechos Reservados - www.pazconmujeres.org